Caché, de Michael Haneke: De cómo condenar y mirar hacia otro lado

cache_haneke-la-ventana-cinética.jpg

Cierta persona llevaba días recordándome que tenía que ver Caché, de Michael Haneke (2005). No me habían recordado que salía la increíble Juliette Binoche, ni Daniel Auteuil, ni siquiera que se mentaba a mi querido Rimbaud en un momento determinado de la película. Sólo una frase: “tienes que ver la escena final”.

Esta siempre es una buena razón para ver una película; la escena final, si impacta, tiene que ver directamente con la forma de estructurar la película, si es circular, si el desenlace es fatal o maravilloso… Una buena historia es menos buena si no se te ha encogido el estómago antes de salir los créditos. Exactamente igual que con un libro.

Qué decir, si admito que el final me dejó un poco loca, no entendía por qué, y conforme van pasando los créditos las razones de ese final tan poco habitual (en cualquier otro director, por supuesto) se van presentando una a una mediante reminiscencias de secuencias anteriores. Maldito y sersi genio, Haneke.

cache-michael-haneke-laventanacinetica

Caché nos presenta a una familia francesa aparentemente perfecta; el padre de familia (personaje principal) tiene un trabajo de ensueño (para algunos) como presentador de un programa sobre literatura en la televisión pública (tipo Página 2). La mujer (Juliete Binoche), es otra afortunada de la vida, exceptoporelmaridoquelehatocado, opinión personal y tiene un buen trabajo en una editorial. Ambos viven en una casa de puñetero ensueño, con estanterías de libros hasta el techo alrededor de una larga mesa donde comen lasagna y beben vino con sus amigos, también intelectuales. Además tienen un hijo (único) que está entrando en la edad del pavo pero a quien también le gusta leer algunas cosas y por el que, obviamente, sienten un amor incondicional.

Todo es perfecto, hasta que un día (y es aquí cuando empieza la película), empiezan a recibir cintas de extrañas grabaciones acompañadas de unos macabros dibujos. Todo apunta a que se trata de un caso de acoso, amenaza o chantaje, pero el padre parece saber más de lo que dice.

La película se caracteriza por la utilización de planos largos y estáticos en contraposición con secuencias, en su mayoría de diálogo, que nos ayudan a separar dos narraciones: la del emisor de las cintas y la que transcurre fuera del plano de esa misteriosa cámara que les persigue.

Caché

Haneke siempre consigue dejarnos en shock, y esta vez no iba a ser menos. De forma menos escabrosa que en Funny Games, y quizá mucho más suave que en la apoteósica Amor, el director nos muestra a través de unos personajes aparentemente impolutos, cuya moralidad jamás podría ser puesta en duda por la sociedad, sentimientos tan profundos como la culpabilidad, la expiación, el miedo, la xenofobia, el odio y la soberbia.

¿Alguna vez nos hemos sentido culpables por haber hecho daño a alguien y nos hemos exculpado débilmente, con excusas, con palabrerías sobre la moralidad, sobre el yo creía, o el pero es que..? ¿Alguna vez nos hemos apoyado en estas excusas y hemos guardado en un cajón lo que en el fondo sabíamos, que éramos plenamente conscientes de lo que estábamos haciendo? ¿Cuántas excusas cuesta condenar a alguien y mirar hacia otro lado? 

Anuncios

Passengers o una descarada historia de violencia machista en el espacio

Iba a escribir una crítica larga y sustanciosa sobre esta película, como quien le hace una exploración y luego saca todos los aspectos socialmente permitidos y no obstante tóxicos. Entonces me di cuenta de que no la iba a leer ni el Tato, y me salió esto:

Por qué Passengers, la última y vergonzosa película de Jennifer Lawrence y Chris Pratt (dirigida por Morten Tyldum)  me dejó alucinada de lo machista y violenta que es en 10 sencillos pasos:

passengers-chris-pratt-robot-skype-jennifer-lawrence

Esta es la cara que pones cuando te obsesionas con alguien que no conoces, le ocurrió a mucha gente que después ha acabado detenida o tiroteando a ex Beatles.

  Sigue leyendo

El test de Mako Mori

¿Conoces el test de Mako Mori? ¿En qué se diferencian este y el de Bechdel?

En este blog hemos citado varias veces el test de Bechdel,  una fórmula que trata de demostrarnos si una película (o ficción) es sexista o no según tres puntos:

1) Tiene que haber más de dos mujeres con nombre

2) Estas mujeres tienen que hablar entre ellas

3) Sobre algo que no sea un hombre

Este test fue ideado por Alison Bechdel en el cómic Dykes to Watch Our for (1985), en el que uno de los personajes afirma, después de ir al cine, que jamás volvería a ver una película que no cumpliera las reglas anteriormente nombradas.

bechdel-test-comic

No obstante pasar este test no nos asegura estar viendo una historia no sexista. Es más, filmes como Pretty Woman o los libros de Crepúsculo (que también tienen su versión en la gran pantalla) pasan sin problemas este test, a pesar de basarse en una línea argumental claramente machista.

Sigue leyendo

Arrival y la hipótesis de Sapir-Whorf

“La hipótesis de Sapir-Whorf establece que existe una cierta relación entre las categorías gramaticales del lenguaje que una persona habla y la forma en que la persona entiende y conceptualiza el mundo. También se conoce a esta hipótesis como PRL (Principio —o hipótesis— de Relatividad Lingüística).”arrival

Introduzco este post con una cita porque La llegada no es una película de ciencia ficción al uso, es una de esas formas que tienen el cine y la literatura de darnos una herramienta/arma sobre lo que nos pueda hacer falta mañana, aunque no seamos del todo conscientes. Esta película trata de retratar la importancia clara y diferenciadora entre lengua y lenguaje, y cómo este último moldea no sólo la visión del mundo que nos rodea sino de la propia entropía. Es decir, vemos la vida a través del lenguaje que conocemos, la gestionamos mediante él y la vivimos de la misma manera.

Sigue leyendo

Crítica: Capitán Fantástico o Capitán Pseudointelectual

captainfantastic

Cuando fuimos a ver Capitán Fantástico los adjetivos “genial”, “novedosa” y  “rompedora” habían llenado mis conversaciones cinéfilas semanales. He de reconocer que me ilusioné como cuando escucho eso de “Con esta película sí, ¡Tim Burton ha vuelto!”. Además, aspectos como su discurso “revolucionario”, su “homenaje” a “grandes de la filosofía, sociología y literatura” me hacían pensar que, con suerte, sentarme en la butaca del cine sería algo parecido a leer un autor nuevo con el que congeniar pasadas las dos primeras páginas.

Hoy no me voy a limitar a hacer un análisis más o menos cinematográfico o técnico, ni siquiera voy a hacer un análisis sociológico de la película, voy a enumerar, en resumidas cuentas, por qué Capitán Fantástico me parece un montón de basura pseudointelectual y por qué hay películas más antiguas que estuvieron, desde luego, mucho más adelantadas a su época.

Sigue leyendo

Money Monster o el tiro por la culata de Foster

Hoy vengo a hablar de Money Monster, la última película de Julia Roberts y George Clooney bajo la dirección de una Jodie Foster que ha sido alabada en las revistas y criticada en la prensa -no sin razón-. Partimos de la base de que no es ninguna proeza que un actor o actriz decida dejar de lado el protagonismo directo para pasar a la mayor responsabilidad (también directa) para con una película: su dirección. Pero Jodie Foster no logra atender del todo a esa responsabilidad, dirigiendo una película donde tan bien podrían haber las dos estrellas protagonistas como cualquier otro.

Sinopsis: Lee Gates (George Clooney), un famoso presentador de televisión, es también uno de los principales gurús de Wall Street. Pero cuando el joven Kyle Budwell (Jack O’Connell), siguiendo sus consejos, pierde todo el dinero de su familia, decide secuestrar a Gates durante la emisión en directo de su programa. (FILMAFFINITY)

george-clooney-money-monster-bailando

Pero bien, desmenucémosla:

Sigue leyendo

‘La bruja’ a través de Durkheim y la perspectiva feminista

Nuestro gran amigo Durkheim ya nos habló en sus teorías sobre la religión y cómo representa una realidad social, demostrando su universalidad, independientemente de las peculiaridades de cada una. Desde un punto de vista cinéfilo, ‘La bruja’ retrata una historia de terror con un final que a unos les habrá dejado indiferentes, mientras que desde un punto de vista sociológico, Robert Eggers simplemente ha hecho un ejercicio de fusión entre terror psicológico y crítica social, en el que se retrata perfectamente el sesgo que acaba suponiendo mezclar la pobreza, la ignorancia y el heteropatriarcado más castizo y parternalista… Salteándola, a su vez, con una religiosidad exacerbada. Vamos, la historia de la humanidad.

Sigue leyendo

¿Es Rooney Mara la nueva Audrey Hepburn?

¿Es Rooney Mara? ¿Es Audrey Hepburn?

¿Fueron separadas al nacer y metieron a una en un Delorean?

Ver en el cine Carol no es tan sólo una experiencia que debes tener al menos una vez en la vida. También es una oportunidad única para plantarte delante de una enorme (en todos los sentidos) Rooney Mara y plantearte hasta qué punto se parece al mito del cine protagonista de Vacaciones en Roma, Sabrina, y Dos en la carretera, Audrey Hepburn.

He aquí las imágenes que nos dan (en algunos casos más que en otros) la razón acerca del parecido más que razonable de Mara y Hepburn.

Sigue leyendo para acceder a la galería de imágenes:

Sigue leyendo

‘Trumbo’: Tráiler y sinopsis del próximo estreno

La próxima semana se estrena en los cines ‘Trumbo: La lista negra de Hollywood’, la película basada en la vida del  autor de libreto de algunos de los títulos más emblemáticos de la historia del cine norteamericano, como ‘Vacaciones en Roma’ o ‘Espartaco’, gracias a los cuales consiguió ser el guionista mejor pagado de la historia.

Tras ser incluido en la lista negra acusado de ser comunista durante la caza de brujas en la etapa del marcarthismo, su vida dio un giro en el que deberá sobrevivir dentro de una sociedad que antes lo alabó y ahora le da la  espalda.

Sigue leyendo