Animales Nocturnos o la venganza de Tom Ford

135352-jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxxAnoche vi Animales Nocturnos.  Aún me queda el sabor de boca de cuando una película te deja desencajada, cuando una historia cuadra a la perfección y además de una manera tan sutil que se sucede sin que apenas te des cuenta.

Animales Nocturnos te engaña de la manera en la que todos, de vez en cuando, nos engañamos a nosotros mismos. Es meticulosa, y natural -gracias a la frustrada y maltrecha Amy Adams, a la mirada rabiosa, impotente y sincera de Jake Gyllenhaal-, logra ser potente porque es cruda, porque te hunde el dedo en la llaga desde el primer minuto en el que observas con ojos como platos algo que no habíamos visto nunca -y digo nunca- en la gran pantalla: ¿Alguien había visto unos desnudos como los de la primera secuencia, en el cine, en publicidad, en cualquier parte? Tom Ford sabe de dónde viene, y lo critica y acierta; viene de un mundo muy asqueroso donde a mucha gente esas imágenes le resultan asquerosas, y te lo escupe para que unos aplaudan y otros se sientan avergonzados.

original

Sigue leyendo

Anuncios

Xena vuelve… Y sin censura

Hace poco volví a sentir en un segundo y gracias a una noticia lo que un personaje femenino en Star Wars ha tardado 25 años en hacer: ilusionarme. Hace poco una amiga me informaba, haciendo gala de su talante periodístico a la par que de sus pasiones seriéfilas, de que Xena: la princesa guerrera, volvía SIN invisibilizar su relación con Gabrielle.
Xenafishfightquill

Si el cine homosexual ha servido de algo -dejando aparte títulos como Carol, guión adaptado de una novela escrita en 1950-  es para enseñarnos que si eres feliz en el amor y homosexual, no va a durar mucho. Es más: empieza a temer por la vida de alguna de las dos.

Sigue leyendo

‘Braindead’: vísceras y risas

Braindead

Cartel original de la película

El pasado martes tuve la oportunidad de volver a ver ‘Braindead’ (aka ‘Tu madre se ha comido a mi perro’) gracias a la importante labor cinética que realiza el colectivo alicantino Cine para compartir. Cabe destacar que durante mi adolescencia, leer y consumir una cantidad de cine por encima de lo recomendable fue de las pocas constantes que aún hoy mantengo. Y fue durante esta etapa tortuosa donde me tragué un incontable número de películas gore, entre las que se encontraba, por supuesto, esta aclamada película de culto del que nueve años más tarde (lo que duró la limpieza del set de ‘Braindead’) se convertiría en director de El señor de los anillos.

Sigue leyendo