La la Land: La ciudad de las estrellas, “amor” sano y estereotipos de género

ventana-cinetica-la-la-land-critica-genero

Hollywood nos ha dado en los últimos años musicales memorables: Mouling Rouge, Mamma Mia!, Les Misérables… Ahora La la Land: La ciudad de las estrellas, se suma a la lista esperando cosechar un gran número de estatuillas en los próximos #Oscar. No obstante, la película de Damien Chazelle ha dividido a los fanáticos del género.

Ojo, esta opinión contiene SPOILERS.

¿Me gusta o no me gusta La la Land? Con “no me pareció impresionante” podría resumir mi primera reacción. El inicial logo de Cinemascope ensanchándose hacia el panorámico ya lo dice todo: Es un musical que quiere ser como los de antaño, contado desde hoy en día. Después avanza la película y descubro que realmente no me gusta mucho más allá de las actuaciones y que las canciones (lo más importante en un musical) desaprovechan todo el potencial que irradia una brillante Emma Stone.

Sí, la chica lo podría haber hecho de maravilla en un musical sembrado de melodías que alimentaran el repertorio de grandes éxitos de Hollywood… Pero yo no soy capaz de tararear ninguna de las canciones más allá de la principal después de haber visto la película. ¿Por qué no le dieron a esta chica un guión más sólido e inolvidable? Sin duda podría haberlo hecho, y lo demuestra. Por otro lado Ryan Gosling baila muy bien y es una buena noticia que no haya olvidado poner su cara. Ya sabéis, la de Ryan Gosling.

¿Sabe alguien qué es el jazz después de ver La la Land?

El jazz es importante para uno de los personajes, de hecho es toda su vida y su carrera… pero no en la película. Aparece con gran protagonismo en la secuencia en la que él la lleva a conocer el género a un club, precisamente una escena en la que suena “When I wake”, compuesta para Whiplash, y que aquí vuelve a sonar a modo de guiño. A partir de ahí, mucho “a mí me gusta el jazz”, pero poco del género musical, casi se da por sentado y el público no se empapa tanto con él. ¿No habría sido mucho más fácil y lógico que Gosling hubiera querido ser un excelente bailarín? Quizás de esta forma la poca presencia del jazz estaría más justificada. Haces un musical –> Tu personaje ama el jazz –> DAME JAZZ.  ¿Un buen ejemplo del jazz en el cine? Cualquier película en la filmografía de Woody Allen servirá… Y sin necesidad de ser un musical.

ventana-cinetica-la-la-land-critica-genero-2

La del observatorio, en mi opinión la mejor escena de baile-musical.

Un amor sano que no se libra de los estereotipos de género

Hay algo muy bueno en esta película, y es que deja a un lado prototipos de amores tóxicos que se han ido perpetuando a lo largo de la historia del cine romántico, repitiéndonos desde la más tierna edad que “si está celoso significa que te quiere” y demás mentiras varias (próximamente escribiré una entrada sobre las 10 películas de amor más tóxicas).

En La la Land no se presencian escenas de celos ni tensiones innecesarias. Viéndola estaba esperando la típica escena en la que ella se deshace en el drama porque él pasa mucho tiempo lejos de casa, cosa que no ocurre. Stone y Gosling mantienen una relación sana, de compromiso, cercanía y apoyo. Son excelentes bailarines y un amor de personas, oigan.

Hasta aquí parece que todo va sobre ruedas, que Hollywood por fin nos está contando algo nuevo, que ella no acabará casada y con una hija como excusa para que no puedan volver juntos mientras él la lía parda en su local mientras bebe, toca y ya sabéis… ¡JÁ!

snow-white

Blancanieves, mujer ejemplar y princesa excepcional desde 1937.

La simbología de los espacios está muy latente en el film: Ella vive en un espacio privado (de familia, de set de rodaje), mientras él vive en un espacio abierto al público y a nuevas personas… Esto ocurre durante toda la película y no cambia cuando se acercan los créditos.

Lo cierto es que (lejos de desquitarse un poco de los roles de género) Stone, como cualquier superwoman de anuncio de detergente, consigue ser una actriz de renombre, madre ejemplar y mujer excepcional. Mientras tanto él… Bueno, ya lo he dicho más arriba, ¿no? No se trata de discutir si el final que nos insinúan es más o menos machista, puesto que no nos presentan el futuro de ambos, pero sí es cierto que lo poco que nos enseñan encaja perfectamente con lo que se ha contado siempre, distribuido de la misma forma según los roles de género. ¿Está hecho adrede? Supongamos que sí, y que por eso arranca con el logo de Cinemascope tiñéndose de color.

Y es que según Hollywood cualquier personaje femenino aún tiene que estar casado y con una hija para reafirmar el hecho de que NO puede volver con el príncipe… De hecho cabe recordar que en 2010, con el guión acabado, tanto director como compositor (Chazelle y Hurwitz) acabaron con dejar en un cajón el proyecto porque el “poco conservador” final de la película no convenció a los productores de Focus, que no esperaban que el “raro” desenlace acabara en un éxito en taquilla.

Pero, a pesar de la “fidelidad” para con su propio final, nos preguntamos: ¿Acaso la película (o cualquier película) no puede acabar con Gosling enseñando a tocar a uno de sus tres churumbeles mientras su mujer afina el contrabajo e insinúa que mejor acabar con algo de Coltrane? Sería original… Y los espectadores escucharían jazz.

Lo mejor: Emma Stone lo hace tan bien que parece que el musical la haya desaprovechado a ella. Además el amor se ve representado de manera muy sana, no hay celos ni toxicidad en el modelo de pareja que nos presentan.

Lo peor: La mujer sigue relegada al papel de madre en un espacio privado y el hombre al papel de sufridor que renunció a X y sigue en su espacio abierto. Además el jazz está desdibujado, y a pesar de que la canción principal es muy bonita, faltan temas de peso en el repertorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s